wrapper

Solicitud de desafuero del art 174 del código del trabajo, que entrega la facultad de proceder al desafuero del trabajador (a) ya que no basta con la prueba de la causal de despido, como el término de la obra o faena, origen del contrato de la demandada en cuestión. Se dedujo recurso de nulidad de la sentencia de primera instancia la que ha sido rechazada.

El recurrente sostiene –en primer lugar- que el artículo 174 del Código del Trabajo establece una norma objetiva, y su única finalidad es evitar que el despido se pueda producir directamente, sin que dicha causal sea homologada por el tribunal respectivo. Es así como, al tribunal le bastaría con dar por probada la causal y provocar ipso facto el desafuero respecto del trabajador (a). En segundo lugar sostiene que no es requisito de la acción de desafuero maternal basada en el término de la obra, que dicha obra no haya finalizado.

Respecto de estas dos alegaciones la Corte de Apelaciones de San miguel dice dos cosas; a) el empleador conocía el estado de embarazo y al mismo tiempo conocía la fecha de terminación de la obra, por lo tanto la extemporaneidad de la acción de desafuero se debe a su negligencia, y b) existen numerosas obras vigentes, por lo tanto, el empleador no tiene una estricta necesidad de desvincular a la trabajadora, pues tiene los elementos como para reinstalar a la trabajadora en otra obra.

Este caso se puede relacionar con una trabajadora que estando embarazada comienza un proceso de negociación colectiva en donde el empleador estaría imposibilitado para despedir a una trabajadora que tenga contratada con tipo de contrato por obra o faena o a plazo fijo. Se debe hacer presente que si bien es cierto que cada caso es distinto a otro y no necesariamente termina con la misma sentencia, representa en algún sentido el criterio que se aplican los tribunales laborales.

La palabra “podrá” del artículo 174 del Código del Trabajo, ha dado pié a una interpretación de la norma que otorga facultades más amplias al juez laboral, al momento de conocer una demanda de desafuero. Sin embargo, la norma al entregar una facultad no entrega criterios o pautas para utilizar dicha facultad de una forma objetiva. Por lo tanto, la jurisprudencia –implícitamente- ha supuesto que dicha criterio objetivo se basa en la posibilidad de mantener de una forma no especialmente gravosa a la trabajadora dentro de la empresa.

TEXTO COMPLETO DE LA SENTENCIA

San Miguel, diecinueve de enero de dos mil doce.

Vistos:

Que don Claudio Lefever Celedón, abogado, por la demandante, Zañartu Ingenieros Consultores S.A. dedujo recurso de nulidad en contra de la sentencia dictada con fecha ocho de noviembre de dos mil once, en causa RIT O 135 2011, conocida por el Juzgado de Letras del Trabajo de San Bernardo, mediante la cual se rechazó la demanda de desafuero maternal de la trabajadora Betzabe Maureira Guerrero.

Que el recurso se funda en la causal contemplada en el artículo 477 del Código del Trabajo, esto es, que la sentencia ha sido dictada con infracción de ley que ha influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo, aseverando que se han vulnerado los artículos 159 N°5 y 174 inc 1, ambos del Código citado.

Señala que se ha rechazado la demanda por un hecho ajeno a la norma jurídica infringida al expresar la sentencia que si bien a su representada y la trabajadora los unió un contrato por obra o faena, la existencia de múltiples proyectos en ejecución implicarían, que existen labores disponibles en las que la demandada puede desempeñarse.

Agrega, que además se desestima por extemporánea la solicitud, por cuanto se presentó el 02 de Junio del año 2011, no obstante que la obra concluyó el 31 de Mayo del mismo año.

Indica, que el referido razonamiento impone a su representada una condición o requisito no establecido por el legislador, al establecer un plazo en el que debe presentarse la solicitud de desafuero, según el cual la demanda debe presentarse con antelación a la fecha de conclusión de las obras o servicios.

Por otra parte, argumenta que no puede estimarse que su representada haya tenido la intención de perseverar en el contrato, puesto que de esa forma se desconoce un elemento propio de los contratos por obra, respecto de los cuales se debe constatar si la obra o faena concluyó, ya que no puede solicitarse el desafuero por conclusión de obra si se ignora la fecha en que se verificará dicha circunstancia.

Reitera que el legislador no exige otros requisitos para acoger la solicitud de desafuero, que la comprobación de la causal que se ha esgrimido, que en la especie estaría constituida por la verificación del término de la obra o faena.

Finalmente, señala que la vulneración se configura al transformar en indefinido un contrato por obra o faena por el hecho del embarazo, salvo que la empresa carezca de otros trabajos o desaparezca, lo que constituye un atentado a la autonomía de la voluntad.

Solicita que se invalide o declare nulo el fallo recurrido y se dicte la correspondiente sentencia de reemplazo, que acoja la solicitud de desafuero maternal autorizando al empleador a poner término al contrato de trabajo por la causal ya referida.

Considerando:

Primero: Que don Claudio Levefer Celedón, abogado por la parte demandante, ha deducido recurso de nulidad en contra de la sentencia definitiva dictada con fecha 8 de noviembre del año 2011, por el Juez Titular del Juzgado de Letras de San Bernardo, don Sebastián Bueno Santibáñez, que no dio lugar a solicitud de desafuero interpuesta por Zañartu Ingenieros Consultores S.A. y en consecuencia, rechaza la demanda, sin condena en costas por estimar que hubo motivo plausible para litigar.

Segundo: Que el recurrente ha invocado la causal de nulidad establecida en el inciso primero del artículo 477 del Código del Trabajo, esto es, que la sentencia definitiva se ha dictado con infracción de ley que ha influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo, vulnerándose fundamentalmente el inciso 1° del artículo 174 y 159 N° 5, ambos del Código antes citado.

Tercero: Que el peticionario expone que con fecha 4 de octubre del año 2010 su representada y la demandada suscribieron un contrato a plazo fijo, el que tenía fecha de término el 3 de noviembre del año 2010.

Con fecha 4 de noviembre del mismo año, se celebró un anexo de contrato de trabajo, modificándose el contrato a plazo fijo a un contrato por obra o faena, vale decir la duración del contrato denominado “Asesoría para Supervisión de las obras de Reconstrucción y Reparación de la infraestructura de la ruta dañada a raíz del terremoto de febrero de 2010, en la Ruta del Bosque”, esto para construcción y explotación de la Ruta 5, tramo Chillán Collipulli.

El mandante de la obra del contrato adjudicado es Ruta del Bosque Sociedad Concesionaria S.A.

Cuarto: Que el recurrente manifiesta que con fecha 2 de junio de 2011, la Sociedad que representa, solicitó al Tribunal autorización para poner término al contrato de trabajo suscrito por su representada y doña Betzabé Maureira Guerrero, fundado en que se había suscrito el contrato a plazo fijo mencionado anteriormente.

Quinto: Que el compareciente dice que contestando la solicitud, la demandada reconoció el contrato a plazo fijo referido y además que con fecha 13 de abril de 2011 comunicó a la demandante su estado de gravidez.

Argumenta que se encuentra amparada por fuero maternal, reconociendo expresamente que la obra o faena concluyó el 31 de mayo de 2011.

Sexto: Que la demandada agrega que fue contratada hasta el 31 de mayo de 2011 y que el 1 de junio, la actora le entregó una carta en la que se señala que se iniciaría un proceso de desafuero y durante su tramitación cumpliría labores en la Oficina Central de la empresa, constancia que la trabajadora se negó a firmar.

La demanda le fue notificada el 10 de junio de 2011.

Séptimo: Que el recurrente sostiene que la sentencia definitiva dictada el 8 de noviembre del año 2011 rechazó la demanda, expresando que si bien a las partes las unió un contrato de obra o faena, la existencia de múltiples proyectos en efecto implicarían, en parecer del Juez, que si hay labores disponibles, en las que la demandada puede desempeñarse, unido a la extemporaneidad de la solicitud por haberse presentado con fecha 2 de junio de 2011, siendo que la obra concluyó el 31 de mayo del mismo año, dan pie a ese Juez para hacer uso razonado de la facultad del artículo 174 inciso primero del Código del Trabajo y no concede la autorización para despedir a la trabajadora.

Octavo: Que el recurrente alega que en este caso se han vulnerado fundamentalmente el inciso 1° del artículo 174 y 159 N° 5 ambos del Código del Trabajo.

La primera disposición citada permite autorizar el término de los servicios de un trabajador que goza de fuero, la conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato.

Noveno: Que finalmente el recurrente, en relación a la extemporaneidad del recurso, sostiene que el artículo 174 del Código del Trabajo no señala que el desafuero debe ser solicitado con antelación al término de la obra o faena, causal a la que se refiere el artículo 159 N° 5 del mismo cuerpo legal.

Décimo: Que debe tenerse en consideración y tal como aparece en la sentencia recurrida, que el contrato de la demandada era por obra o faena, esto es, hasta la conclusión de las obras mencionadas en el considerando tercero y que la demandada se encontraba en estado de embarazo.

En consecuencia, corresponde determinar el sentido y alcance de la norma contenida en el artículo 174 del Código del Trabajo, que establece la obligación del empleador de solicitar autorización judicial para poner término a la relación laboral que lo ligaba con la trabajadora amparada por fuero maternal.

Undécimo: Que el artículo 201 inciso 1 del texto legal citado dispone que durante el período de embarazo y hasta un año después de expirado el descanso de maternidad, la trabajadora estará sujeta a lo previsto en el artículo 174 del miso cuerpo legal, esto es, a fuero laboral, norma que establece que el Juez podrá autorizar al empleador para poner término al contrato de una mujer protegida por fuero maternal, entre otras, por la causal contemplada en el artículo 159 N° 5 del Código Laboral, es decir por la conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato, no contemplado exigencia alguna referente a otros requisitos para obtener tal autorización.

Duodécimo: Que se desprende de lo establecido en el artículo 174, este contiene una norma de naturaleza objetiva, cuya finalidad es impedir que el empleador ponga término al contrato de trabajo de manera directa de un trabajador protegido por fuero, esto es, sin la autorización del Juez.

Tal disposición supone la manifestación de voluntad del empleador de poner término a la relación laboral que lo liga con una mujer que se encuentra embarazada, en el caso de una obra o faena cuyo término es conocido con anterioridad por las partes.

Décimo Tercero: Que en este caso, el embarazo de la demandada se produjo durante la vigencia del contrato de obra o faena.

Décimo Cuarto: Que tal como lo expresa la sentencia de primer grado, se encuentra establecido en autos que la terminación de la obra o faena ligada al contrato a que se refiere el presente juicio acaeció efectivamente a fines de mayo de 2011, por lo que dicha terminación no fue repentina ni abrupta y sin posibilidad de previsión para la actora.

Décimo Quinto: Que la sentencia hace presente que no está controvertido que la demandada informó su estado de embarazo el 13 de abril de 2011.

Décimo Sexto: Que el fallo concluye que tanto la posibilidad de terminación de la obra o faena a la que fue contratada como el hecho de conocer la actora el estado de gravidez de la demandada eran conocidos con suficiente antelación como para haber solicitado el desafuero antes de lo que lo hizo la parte recurrente, es decir, el 2 de junio de 2011.

Décimo Séptimo: Que la sentencia agrega que la actora procedió incluso a emitir una carta de despido, incorporada al juicio, fechada el 30 de mayo de 2011, es decir, antes de tomar conocimiento oficial de la terminación de la vinculación comercial que la ligaba con la Sociedad Concesionaria, pero cuando ya sabía informalmente de dicha terminación.

Por consiguiente, había posibilidad cierta de conclusión de la obra o faena y no se obró en consecuencia.

Se ingresó la demanda el 2 de junio de 2011, pero la información certera respecto a una eventual fecha de término era bastante anterior.

Décimo Octavo: Que el fallo en estudio hace presente además que el Oficio N° 149 de fecha 1 de septiembre de 2011, del Departamento de Registro de Contratistas y Consultores Dirección General de Obras Públicas, da cuenta de numerosas obras vigentes.

Por estos fundamentos y lo dispuesto en los artículos 159 N° 5, 172, 477, 479 y 482 del Código del Trabajo, se rechaza el recurso de nulidad deducido por el abogado don Claudio Lefever Celedón, en representación de la demandante Zañartu Ingeniería Consultores S.A., en contra de la sentencia de ocho de noviembre de dos mil once, dictada por don Sebastián Bueno Santibáñez, Juez Titular del Juzgado de Letras del Trabajo de San Bernardo.

Regístrese y comuníquese.

Redacción de la Ministro señora Marta Hantke Corvalán.

N° 400 2011 R.P.L.

Pronunciado por los Ministros de la Cuarta Sala Sr. Claudio Pavez Ahumada, Sra. María Teresa Díaz Zamora y Sra. Marta Hantke Corvalán.

Se deja constancia que no firma el Ministro señor Claudio Pavez Ahumada no obstante haber concurrido a la vista de la causa y fallo, por encontrarse ausente.

San Miguel, diecinueve de enero de dos mil doce, notifiqué por el estado diario la resolución precedente.

Quienes somos

Somos un equipo multidisciplinario de profesionales compuesto por abogados, Ingenieros comerciales y auditores que nos dedicamos a proveer de herramientas para llevar a cabo una adecuada negociación colectiva.

Si tiene alguna consulta por favor no dude en comunicarse con nosotros a nuestro email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Preguntas de negociación