wrapper

Los plazos contenidos en el Libro IV del Código del Trabajo son de carácter continuo, es decir, corren sin interrupción aún durante los días festivos o feriados, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 312 del mismo cuerpo legal. 2.- El fuero a que tienen derecho los trabajadores involucrados en un proceso de negociación colectiva reglado se extiende desde las 0:00 horas del día décimo anterior a la presentación del proyecto de contrato colectivo y hasta las 24:00 horas del trigésimo día posterior a la suscripción del contrato colectivo o la notificación a las partes del fallo arbitral que se dicte, debiendo considerarse incluidos en dicho plazo los días festivos o feriados. En este caso, resulta plenamente aplicable la regla especial sobre vencimiento de plazos señalada en el artículo 312 del Código del Trabajo. 3.- El plazo señalado en el inciso 1º del artículo 322 del Código del Trabajo, corre desde las 0:00 horas del día cuadragésimo quinto hasta la medianoche del día cuadragésimo, comprendiéndose en él los días feriados o festivos. Lo anterior, sin perjuicio de aplicar a su respecto, la regla sobre plazos establecida en el artículo 312 del Código del Trabajo, cuando correspondiera,

REQUISITOS DE LA RESPUESTA. SANCIONES Y PLAZOS

La respuesta que el empleador debe dar al proyecto de contrato colectivo debe cumplir con los requisitos exigidos por el artículo 329 del Código del Trabajo.

Así, la respuesta debe:

1. Efectuarse por escrito.

2. Dirigirse a la comisión negociadora.

3. Pronunciarse sobre todas y cada una de las cláusulas propuestas por los trabajadores.

4. Proponer su proyecto de contrato colectivo de trabajo que contenga las cláusulas que se someten a la consideración de los trabajadores.

5. Adjuntar los antecedentes que se considere necesarios para justificar las circunstancias económicas y demás que se invoquen, siendo obligatorio como mínimo adjuntar copia de los documentos que se indican a continuación cuando tales antecedentes no se hubieren presentado anteriormente:

- Los balances de los dos años inmediatamente anteriores, salvo que la empresa tuviere una existencia menor, en cuyo caso la obligación se reducirá al tiempo de existencia de ella.

- La información financiera necesaria para la confección del proyecto referida a los meses del año en ejercicio.

- Los costos globales de mano de obra del mismo período.

- La información pertinente que incida en la política futura de inversiones de la empresa, siempre que no sea considerada por el empleador como confidencial.

Todo sindicato o grupo negociador de empresa puede solicitar del empleador dentro de los tres meses anteriores a la fecha de vencimiento del contrato colectivo vigente, los antecedentes indispensables para preparar el proyecto de contrato colectivo, debiendo el empleador proporcionar, a lo menos, la información señalada anteriormente. Si en la empresa no existiere contrato colectivo vigente, tales antecedentes pueden ser solicitados en cualquier momento.

6. Evacuarse en el plazo de 15 días contados desde la recepción del proyecto. Este plazo podrá ser prorrogado de común acuerdo. La inobservancia de los plazos para responder el proyecto es sancionada por la Inspección del Trabajo.

Si no se responde en el plazo indicado procede la aplicación de multa administrativa equivalente al veinte por ciento de las remuneraciones del último mes de todos los trabajadores comprendidos en el proyecto de contrato colectivo y, si transcurren 20 días sin que se haya respondido el proyecto, la sanción consiste en que se tendrá por aceptado éste.

7. Remitir copia de la respuesta, firmada por alguno de los miembros de la comisión negociadora, en señal de recepción, a la Inspección del Trabajo, en el plazo de 5 días, contados desde su entrega a la señalada comisión.

8. Eventualmente, la respuesta podrá contener observaciones de legalidad, o sea, el empleador en su respuesta puede formular las observaciones que le merezca el proyecto como, por ejemplo, haberse presentado extemporáneamente, comprender trabajadores inhabilitados para negociar colectivamente, incluir trabajadores afectos a otro contrato colectivo vigente, etc.

 

OBJECIONES DE LEGALIDAD Y PLAZOS

Así como el empleador puede observar el proyecto de contrato, los trabajadores pueden reclamar ante la Inspección del Trabajo de dichas observaciones y de la respuesta por no ajustarse ésta a las normas legales.

Estas reclamaciones dan origen a las objeciones de legalidad, las que deben deducirse en el plazo de 5 días contados desde la respuesta del empleador.

Esta reclamación debe resolverse por la Inspección del Trabajo en el plazo de 5 días contados desde la fecha de recepción de la reclamación, mediante resolución que ordene corregir el vicio que motivó la reclamación bajo el apercibimiento de tenerse por no presentada la cláusula o el contrato, o no haberse respondido oportunamente.

Aun cuando se deduzca la reclamación mencionada, la negociación colectiva continúa su curso, pues no produce el efecto de suspenderla. En consecuencia, la interposición del reclamo no debería ser un obstáculo para que las partes inicien las conversaciones tendientes a lograr un acuerdo, a menos que del resultado de la reclamación dependa la continuidad de la negociación.

Al legislador le interesa que las partes logren un acuerdo directo, sin necesidad que tengan que recurrir a otras instancias como la mediación, el arbitraje, la huelga, etc., por lo cual, insta a las partes que se reúnan y dialoguen en pro de una solución al conflicto de intereses que los involucra.

 

Requisitos para hacer efectiva la huelga

Los trabajadores deben adoptar decisiones que incidirán en el desenlace de la negociación. Una de éstas, es si aceptan la última oferta del empleador o si declaran la huelga.

La huelga podemos definirla como la paralización legal y concertada de actividades inserta dentro del proceso de negociación colectiva reglada y que produce como principal efecto la suspensión de la relación laboral. Por la importancia y las consecuencias que puede acarrear la huelga, el legislador la reglamenta. Las condiciones para su procedencia son:

1. Que la negociación no sea de aquellas sometidas a arbitraje obligatorio de conformidad al artículo 384 del Código del Trabajo.

2. Que las partes no hayan sometido la decisión del asunto a arbitraje voluntario.

3. Que la votación en la cual los trabajadores se pronuncian por la huelga o la última oferta del empleador esté comprendido dentro de los últimos cinco días de vigencia del contrato colectivo, o en caso de no existir éste, dentro de los cinco últimos días de un total de cuarenta y cinco días contados desde la presentación del proyecto.

4. La votación de huelga debe efectuarse en forma personal, secreta y en presencia de un ministro de fe.

5. Participan en la votación todos los trabajadores involucrados en la negociación colectiva.

A los trabajadores, la ley les otorga la posibilidad de pronunciarse entre la huelga y la última oferta del empleador, y si no ejercen, este derecho se entiende que aceptan esta última, sin perjuicio que puedan exigir la suscripción de un nuevo contrato con idénticas estipulaciones a las contenidas en los contratos vigentes al presentarse el proyecto, derecho que deberá ejercerse en el plazo de 5 días contados desde la fecha en que debió efectuarse la votación de la huelga.

Para estos efectos debe entenderse por última oferta, aquella que reúne las siguientes condiciones:

a. Que conste por escrito.

b. Que conste por escrito que se ha recibido por la comisión negociadora.

c. Que se haya remitido copia a la Inspección del Trabajo.

 

QUÓRUM DE APROBACIÓN DE LA HUELGA

Los trabajadores que participan en la votación de huelga son los trabajadores que se encuentran involucrados en el proceso de negociación colectiva y, por consiguiente, los quórum para su aprobación o rechazo, debe determinarse en base a todos ellos, pudiendo solamente excluirse para tales efectos a los que se encuentran imposibilitados absolutamente para participar en dicha votación, como, por ejemplo, los trabajadores acogidos a licencia médica y aquellos que gozan de feriado, ya que no pueden participar manifestando su voluntad.

Se exige al empleador entregar a cada trabajador copia de su última oferta o exhibirla en lugares visibles de la empresa en un plazo y condiciones determinados. El cumplimiento del plazo tiene incidencia al momento de determinar el derecho y la oportunidad del empleador para contratar personal de reemplazo y para los trabajadores involucrados en la negociación la oportunidad del reintegro a sus labores.

Debido a los importantes efectos que provoca la huelga y las consecuencias que puede acarrear a las relaciones laborales, se exige que sea aprobada por la mayoría absoluta de los involucrados en la negociación.

En el evento que no se alcance la mayoría señalada, se entiende que ha sido aceptada la última oferta del empleador, salvo que los trabajadores en el plazo de 3 días, contados desde la fecha en que se llevó a cabo la votación, opten por exigir al empleador la suscripción de un nuevo contrato colectivo con iguales estipulaciones a las contenidas en los respectivos contratos vigentes al momentos de presentarse el proyecto, sin que el empleador pueda negarse y en tal caso el contrato se celebrará por el plazo de 18 meses.

 

MOMENTO EN QUE SE HACE EFECTIVA LA HUELGA

La decisión de los trabajadores de recurrir a la huelga, requiere de dos pronunciamientos de la voluntad colectiva, el primero se realiza en la votación que la aprueba y, el segundo, tiene lugar al momento de hacer efectiva la huelga. En consecuencia, no es suficiente su aprobación en el acto eleccionario sino que se requiere además que se haga efectiva materialmente.

El plazo para hacerla efectiva, es al inicio de la jornada del tercer día siguiente a su aprobación (el día de la votación no se considera en el cómputo).

De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 374 del Código del Trabajo, si el tercer día corresponde a sábado, domingo o festivo, se prorroga para el día siguiente hábil, por lo cual se corre la fecha en que debe hacerse efectiva la huelga.

Si en la empresa existen turnos de trabajo, la determinación del quórum necesario para que se considere que se ha hecho efectiva la huelga requiere contabilizar sólo los trabajadores cuyos turnos de trabajo se inician en el referido tercer día, esto es, los turnos que empiezan entre las 00:00 horas y las 24:00 horas de dicho día. La circunstancia que los trabajadores no hagan efectiva la huelga, vale decir, ingresan a la empresa a trabajar, produce el efecto de que se entiende que éstos aceptan la última oferta del empleador. Se entiende que no se ha hecho efectiva la huelga en la empresa si más de la mitad de los trabajadores involucrados en la negociación continuaren laborando en ella.

En este caso, también les asiste a los trabajadores el derecho de exigir al empleador la suscripción de un nuevo contrato colectivo en las condiciones señaladas en el artículo 369 inciso segundo del Código del Trabajo ya analizado anteriormente.

Para mayor información contáctenos

  Mail is not sent.   Your email has been sent.

Quienes somos

Somos un equipo multidisciplinario de profesionales compuesto por abogados, Ingenieros comerciales y auditores que nos dedicamos a proveer de herramientas para llevar a cabo una adecuada negociación colectiva.

Si tiene alguna consulta por favor no dude en comunicarse con nosotros a nuestro email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Preguntas de negociación